30.9.06

O millor zoqueiro do mundo

Este hombre encogido que ignora la cámara mientras continúa trabajando, tuvo que reinventar su vida después de perder sus piernas y su trabajo en el ferrocarril.

Pensó que no se le daba mal la madera y comenzó a transformarla en pequeñas obras de arte destinadas a calzar muñecas vestidas con traje regional.

Desde luego, no se parecían (menos mal) a las Barbies, pero seguramente... "levaban os pés ben quentiños".

La radio le acompañaba todos los días...y esa misma radio que él escuchaba y esas mismas zuecas que él tallaba con cuidado y paciencia..me acompañan a mi.
Gracias, abuelo. Estas son mis favoritas.

7 comentarios:

Carli dijo...

A mellor neta, do mellor zoqueiro do mundo.,un bico.

Aurora dijo...

bueno, por unha vez..corroboro o comentario, són a mellor neta, pero tamén a pior, porque són a única. :-)
graciñas por seguir mirando o blog!Carli.
Recordos á unha futura avoa e ás futuras nais dos teus netos.
Un bico grande para tod@s.

katalex dijo...

Sí, ahora ya sabemos de donde te viene la vena artística y esas manos de oro!!
y aunque no llegaste a hacer bellas artes ....al final eres igual una artista, guapa!
Quien nos iba a decir que la informática te iba a dar todo eso...;)

Aurora dijo...

No sé si viene de ahí la vena..si la tengo si no...lo de artista me viene un poco grande...realmente soy una bricolajera en cualquier campo, con mis chapuzas inclusive!
Pero si, la revolución informática nos ha "afectao", verdad?
Por cierto..katalex ...¿leía "Esther y su mundo" de pequeña?
:-O

Cecilia dijo...

Hola Aurora; este es un post muy emotivo, me llamó la atención, lo leí y lograste conmoverme.
Que lindo tener recuerdos de un abuelo!.
saludos desde Argentina

Aurora dijo...

Cecilia, gracias x pasar por aquí. Me ha sorprendido y alegrado. Gracias también x tu comentario!
Qué tal por Argentina? entrando en el verano casi no?
Precisamente un sobrino de mi abuelo reside en Buenos Aires. Como no, otro gallego más en Argentina, que raro!jeje
:-)

montserrat dijo...

Eso que cuentas es muy emotivo...la verdad es que yo no pude conocer a ninguno de mis abuelos...es un poco triste...los zuecos son preciosos. Debe ser genial tener un recuerdo tan bonito.

Y yo tampoco he hecho bellas artes. Trabajando se aprende mucho...